Ventajas e inconvenientes de ser autónomo: ¿qué implica ser trabajador por cuenta propia?

Beatriz Nicolas Muñoz, asesor de autónomos. Publicado el | Actualizado el


Ventajas e inconvenientes de ser autónomo: ¿qué implica ser trabajador por cuenta propia?

¿Pensando en darte de alta como autónomo? Muchos temen trabajar por cuenta propia, pero si tener una sociedad limitada tiene ventajas e inconvenientes, ser freelance también tiene sus cosas buenas. Así que, antes de dar el primer paso hacia atrás o hacia delante, descubre cuáles son realmente las ventajas de ser autónomo y sus inconvenientes

Ventajas de ser autónomo

En primer lugar, comencemos a desarrollar cuáles son los pros de ser autónomo:

Ser tu propio jefe: total decisión y crecimiento profesional

El beneficio más repetido sobre ser trabajador por cuenta propia es ser tu propio jefe. Siendo autónomo, no tendrás a un superior que te diga cómo, cuándo o con qué criterio debes realizar tu trabajo. Serás tú el que tome las decisiones que consideres más acertadas para llevar a cabo tus proyectos. 

En definitiva, contarás con control absoluto sobre tu actividad, eligiendo libremente qué hacer y de qué manera hacerlo. Mientras que, siendo asalariado, no queda otra que obedecer las órdenes de tu jefe, quieras o no.

Gestión del tiempo: libertad total

Otra ventaja de ser autónomo es el poder escoger tu horario laboral, tus días libres, tus vacaciones, etc. Los trabajadores por cuenta propia pueden elegir cuándo trabajar, por lo que puedes dejar de estar atado a turnos fijos si eres capaz de organizarte. Asimismo, puedes coger días de descanso para hacer los planes que quieras cuando lo desees. Cosa que no sería posible siendo empleado de una empresa.

sociedad limitada ventajas e inconvenientes

Trabajar en lo que te gusta y con quien tú quieras

Por fin dejarás de estar obligado a realizar proyectos que no te gustan. Siendo autónomo, tienes la posibilidad de trabajar de lo que quieras y de desechar lo que no te parezca adecuado para tu negocio. 

Lo mismo ocurre con los clientes. Como trabajador por cuenta propia, no tienes por qué trabajar con alguien que no comparta tu visión profesional o tus objetivos de negocio.

Puedes ganar más dinero

Al ser autónomo, tú te llevarás todos los beneficios que genere tu actividad (descontando impuestos). Por ello, tu potencial económico como trabajador independiente es mayor al de un asalariado. Tu dinero no dependerá de las horas que labores o de las subidas y bajadas en la compañía, sino de cómo trabajes, cuánto quieras ganas y la satisfacción de tus clientes. 

Por cierto, hablando de obtener más dinero, quizás te preguntes si podrías trabajar como autónomo y trabajar por cuenta ajena a la vez. La respuesta es afirmativa.

Desgravar el IVA

A muchos gastos relacionados con tu actividad se les podrá desgravar el IVA, consiguiendo un ahorro del 21% en diversos conceptos: gasolina, material informático u otros ejemplos que ya mencionamos en nuestro artículo sobre los gastos que te puedes deducir como autónomo si trabajas desde casa.

Facilidad para darte de alta y de trámites

Cuando comienzas una actividad económica, estás obligado a darte de alta. Si montas una sociedad, los trámites se complican a consecuencia de distintos requisitos establecidos. Sin embargo, darte de alta en autónomos es mucho más sencillo, al igual que darte de baja.

En comparación a las sociedades, ser trabajador por cuenta propia exige muchas menos obligaciones contables, puesto que sólo debes poseer un libro de facturas enviadas, recibidas y bienes de inversión. Aunque una ayuda nunca está de más para asegurarte de que todo está en orden, por lo que siempre recomendamos contar con una asesoría contable que se encargue de estos trámites.

desventajas autonomo

Inconvenientes de ser autónomo

Dicho esto, pasemos a desgranar cuáles son los contras de ser autónomo:

Ser tu propio jefe: responsabilidad absoluta

Si bien ser tu propio jefe es una ventaja indudable, también acarrea una serie de desventajas. Todo depende de ti: no tienes salario fijo y deberás ser un todo en uno en tu negocio (realizando tareas en las que no tienes experiencia alguna), implicarte de manera absoluta, formarte constantemente, dar la cara ante situaciones complicadas… 

Es por ello que contar con servicios de asesoría fiscal y tributaria o asesoría laboral se vuelve fundamental para no meter la pata con tantas responsabilidades.

Recuerda que, como autónomo, tu responsabilidad no será limitada: en el caso de que contraigas una deuda, deberás responder con todo tu patrimonio. Lo que no pasaría con una sociedad limitada.

Gestión del tiempo: tendrás que trabajar más

También la libertad de gestión del tiempo puede volverse en tu contra siendo autónomo.

Vale que carecer de horarios puede sonar atractivo, pero, si no ejerces un cierto control, podrías terminar trabajando durante todo el día mediante horas sueltas. Y adiós a tu tiempo libre. Por esa razón, debes esforzarte en encontrar un equilibrio entre vivir y trabajar.

Enfrentarte a los clientes

Como trabajador por cuenta propia, a pesar de que no tengas jefe, sí que seguirás obligado a enfrentarte a alguien que te ordene: tus clientes. Entonces no sólo tendrás a una persona que te mande, sino varias en menor medida. Y tú serás el que deba darles la cara de manera directa. Aunque recuerda, tú puedes seleccionarlos.

Encontrar trabajo

El punto anterior nos lleva a otro inconveniente de ser autónomo: tú deberás buscar tu propio trabajo. Nadie va a venir para contratarte, sino que eres tú el que tendrá que buscar a los clientes.

inconvenientes de ser autonomo

La carga fiscal es más alta

Al contrario que los asalariados, quienes reciben su dinero neto en el banco y sólo se dedican a pagar su renta anualmente, los autónomos sufrís una carga fiscal mayor. A sus honorarios, tienen que descontarle el IVA y el IRPF.

La carga fiscal a veces es más alta que en las sociedades. El IRPF y el IVA son dos impuestos que deberás tener en cuenta. 

Dificultades de financiación

Obtener un crédito como trabajador por cuenta propia es mucho más difícil que si se tiene una sociedad o se es asalariado, puesto que se exigen bastantes requisitos más.

La prestación por desempleo es más difícil de conseguir

Aunque existe el “paro de autónomos”, recibir la prestación por desempleo siendo trabajador por cuenta propia es más difícil que si eres asalariado. Y es que deberás demostrar a tu mutua que tu cese de la actividad es involuntario, además de tener un tiempo limitado para presentar toda la documentación que te requieran o de lo contrario ni lo considerarán.

COST CALCULATOR

Use our form to estimate the initial cost of renovation or installation.

REQUEST A QUOTE
Latest Posts
Most Viewed
Text Widget

Here is a text widget settings ipsum lore tora dolor sit amet velum. Maecenas est velum, gravida Vehicula Dolor

Categories

© Copyright 2022 Gestasor. La Mejor Tarifa en Asesoría para Autónomos y PYMES.
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.
Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies
Call Now Button

    logo

    Un asesor se pondrá en contacto contigo